Sabado, 2 de Agosto de 2014 00:29
Título
Foro
 

Yitán Tribal

De La Capital Olvidada

Yitán es un genómido que fue creado por Garland en Bran Bal para convertirse en el siguiente Emisario de la muerte, sustituyendo a Kuja. A diferencia del resto de su raza, Yitán sí tenía alma, algo necesario para que llevara a cabo su función. Llegado el momento, Yitán sería enviado a Gaya para incitar a la guerra entre sus habitantes. Eso propiciaría más muertes, por lo que el Árbol Iifa podría procesar sus almas, acelerando la sustitución del flujo de almas de Gaya por el de Terra, el verdadero objetivo de Garland. Cinco años después, Kuja descubrió que Garland había creado un genómido con un potencial superior al suyo para sustituirlo. Kuja no admitió la existencia de Yitán, por lo que decidió deshacerse de él abandonándolo en Gaya. Aunque no lo había planeado así inicialmente, Garland permitió que Yitán se criara en Gaya, manteniendo sin embargo el resto del plan. Llegado el momento, sustituiría a Kuja como Emisario de la muerte.

Contenido

Datos personales

  • Raza: Genómido
  • Edad: 16 años
  • Lugar de nacimiento: Bran Bal
  • Hogar: Lindblum
  • Profesión: Ladrón y actor de Tantalus

Infancia y unión a la banda Tantalus

Yitán fue encontrado por Bakú, quien lo crió en Lindblum como si fuera su propio hijo. Aparentemente, Yitán no tenía ningún recuerdo de su pasado, con la excepción de un misterioso brillo azul. Con trece años, decidió iniciar un viaje para buscar su lugar de nacimiento y conocer a sus verdaderos padres. Durante los siguientes dos años vivió muchas aventuras y conoció a Freija, pero no llegó a encontrar lo que buscaba. Finalmente regresó a Lindblum. Bakú, llevado por el enfado, dio una paliza a Yitán, pero finalmente sonrió, feliz por su regreso. A partir de ese momento, Yitán formaría parte del grupo teatral Tantalus, quienes en realidad eran una banda de ladrones liderados por Bakú.

El secuestro de la princesa Garnet

Cuando Yitán contaba con 16 años, Bakú llevó a sus hombres hasta Alexandria con el objetivo de secuestrar a la princesa Garnet, una petición de Cid IX, el Gran Duque de Lindblum. Allí interpretarían una obra de Lord Eivon llamada "Quiero ser tu canario", aprovechando una de las escenas para colarse en el castillo. Llegado el momento, Yitán logró infiltrarse en el Castillo de Alexandria y se encontró con Garnet. Para sorpresa de Yitán, la propia princesa quería ser secuestrada, ya que deseaba abandonar la ciudad. Finalmente, ambos acabaron en el barco teatro junto a Steiner, que pretendía proteger a la princesa, y Vivi, un pequeño mago negro que se había colado allí para ver la obra de teatro. Durante la huida, el barco fue alcanzado, lo que hizo que se acabara estrellando en el Bosque Maldito.

En el Bosque Maldito, la princesa Garnet fue raptada por los monstruos del bosque, pero fue posteriormente rescatada por Vivi, Yitán y Steiner. Tras abandonar el lugar, decidieron atravesar la Caverna del Hielo. Steiner quería regresar a Alexandria con la princesa, mientras que Yitán y la propia Garnet querían ir hasta Lindblum. Durante el resto del viaje, la princesa decidió hacerse llamar Daga para pasar desapercibida.

Los oscuros planes de la reina Brahne

Gracias a los esfuerzos de Yitán y Daga, el grupo acabó llegando a Lindblum usando un carguero que inicialmente se dirigía a Alexandria. Fue así como Daga se reencontró con Cid, con quien quería hablar sobre el extraño comportamiento de su madre. Curiosamente, fue el propio Cid quien envió a la banda Tantalus para secuestrarla por la misma razón. Mientras tanto, Yitán fue a la ciudad, donde se reencontró con Freija después de tres años.

Yitán, Vivi y Freija participaron en la Gran Cacería que se celebraba en Lindblum. Justo después llegaron noticias de que Burmecia había sido atacada por Alexandria. El grupo decidió ir hasta allí para intentar ayudar, pero obligaron a Daga a quedarse en Lindblum, ya que la misión podía ser peligrosa. La princesa no estuvo de acuerdo con esta decisión, por lo que se escapó con Steiner con la intención de regresar a Alexandria y hablar con su madre.

Los ataques alexandrinos sobre Burmecia, Cleyra y Lindblum

Tras la marcha de Daga, el resto del grupo inició su viaje a Burmecia, pensando que la princesa seguramente había decidido ir hasta allí sola. El grupo llegó hasta su destino después de que Quina se uniera al grupo en el Pantano de los Qu, tras atravesar la Gruta de Gizamaluke. Allí se encontraron con la reina Brahne y Beatrix, confirmando que el ataque había sido llevado a cabo por Alexandria. También estaba allí Kuja, que era quien realmente estaba detrás de todo. Beatrix logró derrotar al grupo fácilmente, tras lo cual se marcharon dejando a sus enemigos allí.

El siguiente destino del grupo fue Cleyra, pero la aldea fue también destruida poco después por la reina Brahne. Yitán y los demás lograron escapar usando el sistema de teletransporte de los magos negros que formaban parte del ejército alexandrino. De esta forma llegaron al Red Rose, el barco volador de la reina Brahne. Allí averiguaron que la reina iba a matar a su hija, puesto que ya no la necesitaba. Yitán, Freija y Vivi usaron de nuevo el sistema de teletransporte y llegaron a Alexandria, donde se reencontraron con Steiner.

Yitán, Freija, Vivi y Steiner lograron rescatar a la princesa, pero fueron interceptados por Beatrix cuando intentaban escapar. A pesar de que fueron derrotados por ella, la generala acabó dándose cuenta de que no estaba actuando correctamente, por lo que cambió de bando. Freija, Beatrix y Steiner se quedaron allí cubriendo la retirada de Yitán, Daga y Vivi, que lograron escapar a través del Pasaje de Gargán. Fue así como llegaron a Pinnacle Rocks, cerca de Lindblum. Sin embargo, mientras se dirigían hacia allí, vieron como la ciudad era también devastada por la reina Brahne y su ejército.

En busca de Kuja en el Continente Exterior

El grupo volvió a reunirse con Cid en Lindblum, aunque la ciudad estaba ahora tomada por el ejército alexandrino. Decidieron que había que ir en busca de Kuja para terminar con la guerra, ya que seguramente era él quien se encontraba detrás de todo esto. Sin embargo, su base de operaciones estaba en el Continente Exterior, por lo que debían atravesar el Pasaje de los Fósiles para llegar. Yitán, Daga y Vivi lograron encontrar la entrada al pasaje gracias a Quina, que se volvió a unir al grupo después de que se separara durante la destrucción de Cleyra.

En el Continente Exterior, Yitán y los demás encontraron el Árbol Iifa, la fuente de la Niebla. El grupo logró derrotar en su interior a Onodrim, haciendo que la Niebla desapareciera. Durante estos acontecimientos también se unieron al grupo Eiko y Amarant. En el Árbol Iifa se produjo una batalla entre Brahne y Kuja, siendo este último el ganador. La reina murió, y el grupo tuvo que regresar a Alexandria en una de las embarcaciones de la reina.

La destrucción de Alexandria y el secuestro de Eiko

Alexandria fue poco después atacada por el propio Kuja. Finalmente, la ciudad y el castillo fueron destruidos por el Invencible, que se unió a la batalla poco después pilotado por Garland. Debido a esto, el grupo tuvo que retirarse a Lindblum. Allí decidieron ir de nuevo en busca de Kuja, aunque esta vez lo hicieron a bordo del Blue Narciss. Sin embargo, Yitán y los demás fueron capturados por su enemigo mientras buscaban su guarida.

Yitán fue obligado por Kuja a ir hasta Oeilvert en busca de la Piedra Gulug. Oeilvert era un lugar procedente de Terra, planeta de origen de Yitán, por lo que este era el único que entendía las inscripciones y grabaciones que había allí. Finalmente, Yitán consiguió la Piedra Gulug y regresó al Palacio del Desierto de Kuja. Allí se reencontró con sus amigos, pero Kuja logró secuestrar a Eiko y se marchó inmediatamente al Volcán Gulug con la piedra que le había conseguido Yitán.

El grupo siguió a Kuja hasta el Volcán Gulug y rescataron a Eiko, así como a Hilda, la mujer desaparecida del Gran Duque Cid. Hilda les contó que Kuja no era de este mundo, sino que en realidad procedía de Terra. Tras descubrir esto, el grupo empezó a buscar alguna manera de llegar a dicho planeta. Tras visitar el Antiguo Castillo de Ipsen y los cuatro templos elementales, lograron romper la barrera de la Isla de los Resplandores, el portal que unía ambos mundos.

Terra, un mundo desconocido

Tras su llegada a Terra, el grupo se encontró con una chica que se parecía muchísimo a Yitán. Tras seguirla llegaron a Bran Bal, la ciudad donde vivían los genómidos, los recipientes para las almas de Terra. Fue entonces cuando Yitán descubrió que él también era un genómido y que procedía de este mundo. Posteriormente fue hasta Pandemónium, donde Garland le contó que había sido creado como Emisario de la muerte para incitar la guerra en Gaya y facilitar de esta manera el renacimiento de Terra. Yitán se reveló contra su creador, que al ver esto decidió convertirlo en un recipiente como al resto de los genómidos.

Yitán despertó algún tiempo después en algún lugar de Pandemónium. Debido a las acciones de Garland, Yitán se encontraba confundido y con grandes dudas existenciales. Por esta razón, se negó a aceptar la ayuda de sus compañeros, que fueron hasta allí en su busca. Tras luchar contra varios monstruos apoyado por sus amigos, Yitán acabó dándose cuenta de que los necesitaba, por lo que se unió de nuevo al grupo. Posteriormente fueron en busca de Garland, al que derrotaron en batalla. Entonces apareció Kuja, que lanzó a Garland al vacío y logró el poder del Trance, derrotando a sus enemigos. Sin embargo, en ese momento oyó la voz de Garland, que le dijo a Kuja que su alma tenía una vida limitada y que le quedaba poco para morir. Llevado por la ira, Kuja detruyó Terra completamente, pero el grupo logró escapar a bordo del Invencible.

La derrota de Kuja y Tiniebla Eterna

Yitán, Steiner, Freija, Daga, Eiko, Quina, Vivi y Amarant fueron hasta el Lugar de los Recuerdos en busca de Kuja. Cuando lo encontraron, descubrieron que quería destruir el Mundo Cristalino, lo que significaría el fin de todo el universo. Tras una dura batalla contra Kuja, Yitán y los demás fueron transportados a otra dimensión, donde se enfrentaron a Tiniebla Eterna, una misteriosa entidad que quería devolver el universo a la nada. Paradójicamente, fue el propio Kuja quien terminó ayudando al grupo transportándolos de nuevo hasta Gaya, en la inmediaciones del Árbol Iifa, donde fueron localizados por Cid. Sin embargo, Yitán decidió regresar al Árbol Iifa en busca de Kuja, mientras que el resto del grupo se marchaba. Aunque logró encontrarlo, no se sabe que pasó posteriormente.

Regreso a Alexandria y reencuentro con Garnet

Algún tiempo después, cuando Alexandria ya había sido reconstruida, la banda teatral Tantalus regresó a la ciudad para representar de nuevo la obra "Quiero ser tu Canario". El actor del personaje que normalmente representaba Marcus resultó ser Yitán, que de esta manera pudo volver a reencontrarse con Garnet. Rápidamente, la reina se levantó de su asiento y fue al encuentro de Yitán, con el que se fundió en un fuerte abrazo.




  • Página
  • Discusión
  • Ver código fuente
  • Historial