Sabado, 26 de Julio de 2014 01:06
Título
Foro
 

Templos de Yevon

De La Capital Olvidada

Templos que fueron construidos por el Clero como imponentes símbolos del Dogma de Yevon en distintos lugares de Spira. Antes de la derrota de Sinh, residían en su interior algunos representantes de Yevon, siendo el sumo sacerdote el responsable del templo. Los seguidores de Yevon solían visitar estos lugares para rezar y buscar la paz espiritual. En su interior existen numerosas estatuas, siendo la más importantes las que representan a los altos invocadores que derrotaron a Sinh. Antes de la llegada de la Calma Eterna, solo los seguidores de Yevon podían acceder a los templos, por lo que los albhed tenían prohibida la entrada. El más importante de ellos era el Templo de Bevelle. Hay un orador dentro de cada templo, por lo que es habitual escuchar en su interior el Salmo de Yevon.

La cámara del orador se encuentra en la zona más profunda de cada templo. Los invocadores realizaban un peregrinaje cuyo objetivo era visitar los distintos templos, establecer contacto con los oradores y conseguir a los eones correspondientes. Para llegar a la cámara del orador era necesario atravesar antes los recintos de la prueba. Para superar dicha prueba había que utilizar una serie de esferas que permitían el acceso a ciertas salas y pasillos si eran colocadas en el lugar correcto. Eran por tanto pruebas de inteligencia. Solo los invocadores y los guardianes podían acceder a los recintos de la prueba. No obstante, ni siquiera los guardianes podían entrar en la cámara del orador, por lo que tenían que esperar fuera al invocador.

Lista de Templos

Solo cinco templos eran visitados de manera habitual por los invocadores, si bien existen algunos más. La lista completa es la siguiente:

  • Templo de Besaid: Situado en Pueblo Besaid, de espaldas al mar. En su interior se puede conseguir al eón Valefor.
  • Templo de Kilika: Se encuentra en Isla Kilika. También es conocido como el templo del fuego. Los jugadores de blitzbol suelen visitar este lugar para rezar por la victoria ante la estatua del Gran Ohalland. Es necesario subir por una larguísima escalinata para llegar al templo. Aquí se puede conseguir el eón Ifrit.
  • Templo de Djose: Accesible atravesando un puente desde el Camino de Djose. También es conocido como el templo del rayo. Es el lugar donde los invocadores conseguían a Ixion.
  • Templo de Macalania: Situado sobre el Lago Macalania. Aparentemente está construido con hielo. Seymour Guado era el sumo sacerdote de este templo, por lo que era habitual encontrar guado en su interior. Aquí se podía conseguir el eón Shiva.
  • Templo de Bevelle: El templo más grande de Spira, situado en el centro de Bevelle. Su interior está altamente mecanizado, a pesar de que las máquinas están prohibidas por el Dogma de Yevon. El eón que se puede conseguir en este templo es Bahamut. Es posible acceder a Bevelle Subterráneo desde la cámara del orador de este templo.
  • Templo de Remiem: Originalmente situado en el centro de la Llanura de la Calma. Debido a las batallas contra Sinh, el templo acabó oculto entre montañas, razón por la cual casi ningún invocador lo visitaba durante su peregrinaje. Era el hogar de Belgemine y de los eones conocidos como Hermanas Magus.
  • Templo de Baaj: Templo que se encuentra en las ruinas de la Isla de Baaj, estando su entrada sumergida. Rara vez era visitado por los invocadores. En su interior era posible conseguir a Ánima, el eón de las sombras, pero para llegar a la cámara del orador era necesario conseguir los tesoros de los demás templos.
  • Cueva del Orador Robado: No es realmente un templo. Hace siglos, un ladrón robó el orador de un templo y lo colocó en una caverna para evitar que los invocadores llevaran a cabo su peregrinaje. Sin embargo, con el tiempo acabó sabiéndose que en su interior había un orador, por lo que los invocadores empezaron a visitarlo durante su peregrinaje. El eón que se podía conseguir aquí es Yojimbo.
  • Ruinas de Zanarkand: Destino final del peregrinaje y lugar donde se encontraba el orador de la invocación suprema. Aunque no eran un templo propiamente dicho, las ruinas actuaban como tal, ya que incluían unos recintos de la prueba y una cámara del orador. Sin embargo, la estatua del orador estaba vacía, ya que uno de los guardianes del invocador debía sacrificar su vida para convertirse en el orador del eón supremo.

Durante la Calma Eterna

Tras la derrota de Sinh y la caída del Clero, los oradores perdieron su poder y los templos dejaron de utilizarse para su función original. El Templo de Djose fue abandonado y posteriormente usado como base de operaciones de los Mecanistas; el Templo de Macalania se hundió en el Lago Macalania; el Templo de Bevelle empezó a ser utilizado por Nuevo Yevon; el Templo de Kilika se convirtió en el hogar de los seguidores de Nuevo Yevon en la isla; el Templo de Besaid perdió su significado espiritual pero siguió abierto al público; y la Cueva del Orador Robado y las Ruinas de Zanarkand se convirtieron en lugares turísticos. No se sabe qué pasó con los templos de Baaj y Remiem. Dos años después de la Calma Eterna, empezaron a surgir monstruos de los templos. Esto fue debido a Shuyin, que empezó a controlar a los oradores y a invocar a los eones correspondientes para instarlos contra Spira. Yuna, Rikku y Paine pusieron fin al problema derrotando a los eones.

  • Página
  • Discusión
  • Ver código fuente
  • Historial