Miercoles, 30 de Julio de 2014 21:14
Título
Foro
 

Sazh Katzroy

De La Capital Olvidada

Sazh.png

Piloto de barcos voladores y padre de un niño de seis años llamado Dajh. Sazh es un hombre amistoso y alegre que no se separa nunca de sus dos extraños compañeros: un chocobito y sus dos pistolas. Es el primero en soltar bromas, pero también sabe ver las cosas con madurez cuando es necesario

  • Edad: 40 años
  • Altura: 189 cm (incluyendo afro)
  • Profesión: Piloto de barcos voladores
  • Armas: Dos pistolas
  • Lateralidad: Ambidextro
  • Marca: Pecho
  • Eidolón: Brunilda
  • Familiares: Dajh Katzroy (hijo)


Contenido

Pasado

Sazh Katzroy es un piloto de barcos voladores comerciales, aunque en algún momento también llegó a ser conductor de trenes. No se sabe mucho de su pasado, pero poco después de que naciera su hijo Dajh pilotó un barco volador que llevó a un grupo de estudiantes a la Floresta de Sunleth. Entre ellos estaba Hope Estheim, quien en el futuro se convertiría en uno de sus compañeros de aventuras. Sin embargo, no llegó a encontrarse personalmente con él, pero sí con sus amigos Elida y Kai. A este último le dio ánimos para que cumpliera su sueño de convertirse en piloto. Tres años después del nacimiento de Dajh, su mujer murió, por lo que se vio obligado a ocuparse en solitario del cuidado de su hijo.


El incidente de Euride

Sazh y Dajh durante el incidente de Euride

Cuando Dajh contaba con seis años, Sazh lo llevó al Barranco de Euride para que pudiera ver al fal'Cie que allí se alojaba, Kjata. El pequeño se coló dentro aprovechando un descuido de su padre, que le estaba comprando un chocobito en una tienda de recuerdos. A partir de este momento, el chocobito decidió convertir el afro de Sazh en su nuevo hogar, por lo que rara vez se separaba de él. Fue entonces cuando ocurrió el accidente. Sazh, nervioso, corrió en busca de su hijo y le encontró caído. El fal'Cie de la planta energética, Kjata, lo acababa de convertir en lu'Cie del Sanctum. Dajh fue puesto bajo la custodia de PSICOM y sometido a todo tipo de pruebas en Edén.

Sazh y Dajh en Bodhum

La coronel Nabaat, encargada de la investigación, le reveló a Sazh sus averiguaciones, las cuales desconcertaron al padre del muchacho. Dajh había obtenido del fal'Cie la facultad de percibir a los seres del Inframundo, pero nadie sabía cuál era su Misión. De seguir así las cosas, se convertiría en Cie'th. De repente, a Dajh le entraron ganas de visitar Bodhum. La coronel Nabaat le permitió marchar en compañía de su padre con una escolta de PSICOM, pensando que su deseo de ir a la ciudad significaba que allí se encontraban los lu'Cie de Paals. Padre e hijo asistieron a la noche de los fuegos artificiales, pero Sazh estaba demasiado turbado como para disfrutar del espectáculo. La sonrisa de su hijo, ajeno a su propio destino, le oprimía el corazón.


La Purga

Sazh habla con un niño

Gracias a Dajh, Jihl Nabaat descubrió que un fal'Cie de Paals moraba en el interior del Vestigio de Bodhum. Fue este hecho lo que propició el inicio de la Purga. Todos los habitantes y turistas que se encontraban en Bodhum en ese momento fueron obligados a abandonar el Nido por el peligro que suponía un posible contacto con el fal'Cie de Paals. Todos los deportados fueron transportados en tren al Despeñadero, donde también se llevó el Vestigio de Bodhum con el fal'Cie de Paals en su interior. Sazh subió voluntariamente al tren con la intención de poder enfrentarse a la criatura, pensando que tal vez la Misión de su hijo fuera acabar con él. Si esto era cierto, la derrota de la criatura evitaría que Dajh se convirtiera en Cie'th, aunque a cambio acabaría siendo una estatua de cristal.

Sazh, Chocobito y Lightning en el Despeñadero

Desde el principio, Sazh decidió no separarse de Lightning, una exsoldado de la Guardia del Sanctum que también había subido voluntariamente al tren. Cuando llegaron al Despeñadero, Litghning se reveló y escapó del tren; Sazh la siguió sin dudar. En ese momento descubrieron que el verdadero plan del Sanctum no era llevar a los deportados a Paals, sino acabar con su vida sin que el resto de la población lo supiera. Ambos lograron alcanzar el Vestigio de Bodhum, donde encontraron a Serah, hermana de Lightning. Sazh pensó en matarla al saber que era una lu'Cie de Paals, pero no lllegó a hacerlo. La joven acabó convertida en estatua de cristal, lo que indicaba que había cumplido su Misión. En ese momento, Sazh conoció también a Snow, Hope y Vanille.


Convirtiéndose en lu'Cie de Paals

Lightning, Snow y Sazh se enfrentaron a Ánima, los dos primeros para vengar a Serah, y Sazh con la intención de cumplir la Misión de su hijo. Aunque el fal'Cie fue derrotado, todo el grupo fue convertido en lu'Cie de Paals. Esto coincidió con una ataque de PSICOM sobre el Vestigio de Bodhum, lo que hizo que cayera sobre el Lago Bresha. Cuando despertaron, Sazh y los demás descubrieron que tenían una Marca que los identificaba como lu'Cie. Desconocían su Misión, pero tuvieron una visión en la que Ragnarok atacaba el Nido. PSICOM tenía órdenes de capturar a los lu'Cie de Paals, por lo que Sazh, Lighning, Vanille, Snow y Hope se vieron obligados a huir. Encontraron poco después la estatua de Serah; Snow decidió quedarse con ella, pero los demás lograron escapar en un barco volador del enemigo que Sazh se encargó de pilotar.

Sazh y Vanille en la Floresta de Sunleth

Sazh intentó evitar a sus perseguidores acercándose al fal'Cie Fénix, que se encargaba de producir la luz del Nido como si de un pequeño sol se tratase. Sin embargo, se vio obligado a realizar un aterrizaje forzoso en las Cumbres Infames poco después. Durante los acontecimientos posteriores, el grupo acabó separándose en dos. Lightning y Hope fueron a Palumpolum, mientras que Sazh y Vanille tomaron el camino que conducía al Bosque de Gapra. Una vez allí, vieron cómo las naves del ejército se dirigían a Palumpolum, por lo que pensaron que sus compañeros habían sido descubiertos. Sazh dudó sobre si debía ir en su ayuda, pero Vanille le convenció de que tomaran el camino contrario para evitar ser capturados.


La cristalización de Dajh

Sazh y Vanille en Nautilus

Tras atravesar la Floresta de Sunleth, Sazh y Vanille llegaron a Nautilus, la ciudad de ensueño, donde intentaron olvidar sus preocupaciones durante un tiempo. Sin embargo, mientras estaban allí, Sazh decidió entregarse, ya que deseaba ver a su hijo por última vez, aunque eso significara su ejecución. Pensaba que, tal vez, la Misión de su hijo era acabar con un lu'Cie de Paals, por lo que su propia muerte era necesaria para que Dajh no se convirtiera en Cie'th. Poco después fueron atacados por PSICOM. Aunque Sazh había decidido entregarse, luchó para proteger a Vanille y ayudarla a escapar, ya que no quería que ella fuera capturada por su decisión.

Dajh se cristaliza ante la mirada de su padre

Para su sorpresa, Sazh vio como su hijo Dajh se dirigía corriendo hacia él. Sin embargo, el pequeño se cristalizó instantes después de reencontrarse con su padre. Jihl Nabaat le reveló entonces que la Misión de su hijo Misión era capturar a los lu'Cie de Paals. También le hizo saber que la responsable de que fuera convertido en lu'Cie era la propia Vanille. Cuando Sazh se enteró de que la causante de sus desgracias era su propia compañera, la amenazó con su pistola, pero su buen corazón le impidió disparar. En ese momento apareció Brunilda, su eidolón, que le atacó sin dudarlo un momento. Con la ayuda de Vanille, Sazh logró derrotarla, adquiriendo la habilidad de invocarla en batalla.


Captura y huida

Sazh es capturado por Jihl en Nautilus

Siendo consciente de que había perdido a su hijo, Sazh pensó en suicidarse, pero no logró hacerlo. Tanto él como Vanille fueron capturados y llevados al Palamecia, el barco volador que los llevaría a Edén para su ejecución. Tras enterarse de que su hijo podría despertar del sueño de cristal, tal y como le había pasado a la propia Vanille, Sazh albergó una nueva esperanza y se propuso vivir hasta que llegara el tan ansiado día. De esta forma, mientras eran llevados a su destino, Sazh y Vanille lograron escapar de su celda, encontrándose poco después con sus compañeros lu'Cie (Lightning, Fang, Hope y Snow), que habían ido a rescatarlos. Tras reunirse, el grupo fue en busca del Primarca Galenth Dysley, que se encontraba en el barco volador.


Descubriendo la verdad

Sazh y sus compañeros ante Baldanders

Cuando llegaron hasta Dysley, presenciaron cómo el Primarca mataba a Jihl Nabaat. Poco después reveló que en realidad se trataba de Baldanders, un fal'Cie del Nido que se hacía pasar por humano. Tras enfrentarse a ellos para ponerlos a prueba, también les contó que su Misión como lu'Cie era convertirse en Ragnarok, matar al Huérfano y con ello destruir el Nido. Sin saber qué hacer, el grupo tomó el barco volador que les proporcionó Baldanders. Sazh intentó pilotarlo, pero descubrió sorprendido que la nave tenía vida propia y esquivaba los ataques de sus enemigos. De esta forma llevaron a la Quinta Arca, donde Baldanders pretendía que los lu'Cie aumentaran su poder para que pudieran llevar a cabo su Misión.

Mientras se encontraban en la Quinta Arca, el grupo se enfrentó con Cid Raines, que les reveló que el plan de Baldanders era destruir el Nido pensando que tal sacrificio haría regresar a la Divinidad que abandonó el mundo tras crear a humanos y fal'Cie. Poco después encontraron un barco volador que aparentemente los llevaría al Inframundo. El grupo decidió dirigirse hasta allí con la esperanza de encontrar una forma de evitar su destino como lu'Cie. Fue Sazh quien se encargó de pilotar el barco volador.


Explorando el Inframundo

Sazh habla con Fang en el Gran Paals

Después de llegar al Gran Paals, pasaron varios días en los que Sazh y los demás se dedicaron a inspeccionar las cercanías, pero no encontraron nada de interés. Posteriormente decidieron dirigirse a Oerba, la antigua aldea de Fang y Vanille. Tras un largo viaje llegaron a su destino, donde se encontraron nuevamente con Baldanders. El fal'Cie les dijo que había nombrado nuevo Primarca a Cid Raines. Según Baldanders, esto provocaría la rebelión de la Caballería, que intentaría acabar con el Huérfano sin saber que eso significaría la destrucción del Nido. Creyéndose las mentiras del fal'Cie, Sazh y los demás decidieron regresar al Nido para evitar que esto ocurriera. Lo que realmente pretendía Baldanders era que los lu'Cie fueran a Edén para que fueran ellos mismos los que derrotaran al Huérfano y cumplieran su Misión.


La caída del Nido

Sazh, Brunilda y Chocobito en su llegada a Edén

Usando el barco volador que les proporcionó Baldanders, Sazh y los demás llegaron a Edén. A su llegada, la Caballería comenzó a atacar la ciudad, momento que fue aprovechado por Baldanders para liberar monstruos y autómatas de la Quinta Arca. En medio del caos que esto produjo, los lu'Cie se dirigieron hasta el fal'Cie Edén, regidor del Nido, para evitar que la Caballería acabara con el Huérfano. Una vez allí, descubrieron que todos los miembros de la Caballería habían sido transformados en Cie'th. Baldanders había mentido, solo pretendía llevarlos hasta allí con la esperanza de que cumplieran su Misión. El grupo decidió internarse en la Cuna del Huérfano, no para destruir el Nido, sino para acabar con Baldanders.

Sazh y sus compañeros se enfrentan al Huérfano

Sazh y los demás se encontraron con Baldanders, que intentó manipularlos una vez más. Los lu'Cie, decididos a no cumplir su Misión, se enfrentaron al fal'Cie y lo derrotaron. Sin embargo, esto propició que Baldanders fuera asimilado por el propio Huérfano. Con la esperanza de ser capaces de evitar la destrucción del Nido, el grupo finalmente se enfrentó al Huérfano para liberar a los humanos de la influencia de los fal'Cie. Cuando el fal'Cie fue derrotado, el Nido comenzó a caer sobre el Gran Paals, pero Fang y Vanille lograron evitarlo transformándose conjuntamente en Ragnarok y creando un gigantesco pilar de cristal. Después de esto, las dos jóvenes acabaron cristalizadas dentro de ese mismo cristal.


Reencuentro con Dajh

Sazh y Dajh se reencuentran en el Gran Paals

Sazh, Lightning, Hope y Snow se convirtieron temporalmente en estatuas de cristal, pero despertaron poco después de su sueño de cristal en el Gran Paals. Las Marcas que los identificaban como lu'Cie habían desaparecido de todos ellos. Desde el lugar donde se encontraban podían observar el Nido, salvado de su total destrucción por el pilar de cristal creado por Fang y Vanille. Tras una breve conversación, vieron como Serah y Dajh se acercaban andando hacia ellos. Rápidamente, Sazh fue corriendo a abrazar a su hijo, reuniéndose con él por primera vez desde que se cristalizara en Nautilus.

Debido a los daños que había sufrido el Nido, sus ciudadanos empezaron a ser evacuados y llevados al Gran Paals. Sazh ofreció sus habilidades como piloto para ayudar en la evacuación. El ejército del Sanctum accedió, por lo que Sazh y Dajh se separaron del grupo y fueron conducidos hasta un barco volador.


Nueva separación

Después del Hundimiento, Sazh empezó a trabajar de nuevo como piloto de barcos voladores. En ocasiones solía visitar Nueva Bodhum junto a su hijo, que recibía clases de Serah. Un día, en un vuelo rutinario en el que viajaba junto a Dajh y su fiel cría de chocobo, apareció una distorsión temporal que engulló la nave. Sazh apareció en Xanadú, Templo del ocio, un lugar donde el tiempo no existía. Poco después se reencontró con su chocobito, pero no sabía dónde estaba Dajh.

Hablando con el propietario de Xanadú, Sazh supo que no estaba muerto, pero tampoco vivo. En su futuro había dos opciones, cara o cruz, como si de una moneda se tratara, y el resultado final dependería de sus actos. Si quería reencontrarse con su hijo tenía que apostar y ganar las posibilidades que quería que se cumplieran. Por esa razón, necesitaba reunir Monedas de la ventura, unos artefactos capaces de distorsionar las posibilidades de que algo ocurriera y se materializara. Para conseguir estos objetos, Sazh se vio obligado a jugar algunas partidas de Póker Xanadú, Cronocarillón y Tragaperras.


Nuevo reencuentro

Durante su estancia en Xanadú, Sazh se encontró con una misteriosa comerciante llamada Chocolina, que decía conocerle. La vendedora le prometió decirle quién era si le ayudaba a encontrar a varios chocobitos que se habían escapado y que ahora estaban dispersos por todo el templo. Sazh cumplió la misión con éxito, recibiendo de Chocolina varias Monedas de la Ventura. Además, cuando su chocobito salió de su afro y se puso al lado de la chica, Sazh al fin pudo reconocerla. En realidad, Chocolina era una versión alternativa de su chocobito. Aunque se manifestaba con otra forma, en el fondo era la misma, igual de descarada, chillona, mandona y pedigüeña. Sazh se alegró al ver que lo único que había cambiado de ella era su aspecto. Chocolina le dijo que siempre la tendría a su lado, ya que ese pelazo suyo era como su segundo hogar.

Finalmente, Sazh logró reunir suficientes Monedas de la ventura como hacer realidad un futuro en el que se reunía con su hijo. El propietario de Xanadú le dijo que sus victorias le habían liberado del yugo establecido y habían alterado las reglas del espacio-tiempo. Sin embargo, también le hizo saber que debido a ciertos eventos que estaban ocurriendo en la diacronía el futuro ya estaba escrito. Aparentemente, las distintas posibilidades de futuro habían empezado a desvanecerse. Pese a ello, Sazh decidió abandonar Xanadú para proteger su futuro y el de su hijo.


Viajando en el tiempo

Después de abandonar Xanadú, Sazh le dijo a su hijo que el chocobito era hembra y le recomendó llamarla Chocolina. Además, de alguna forma, el espíritu de Sazh atravesó los confines del tiempo y el espacio. Gracias a esto, Serah pudo conseguir su cristal, lo que le permitía invocarlo en combate como a cualquier otra criatura de su mesnada. En algún momento posterior, tras dejar a su hijo en algún lugar seguro, decidió marcharse para ayudar a Serah y Noel en su aventura.

Un día, Sazh perdió el conocimiento mientras viajaba por el Umbral de las Eras y quedó a la deriva entre las corrientes del tiempo. Snow se cruzó con su antiguo compañero de aventuras y lo reconoció, pero no pudo llegar hasta él. Por otra parte, el propietario de Xanadú le dio información bastante jugosa sobre un Coliseo de la Falla del Continuo, un lugar donde héroes muertos de todos los tiempos acudían en busca de honor y gloria.

En algún momento, Lightning se le apareció en sueños y le dio información sobre Caius Ballad y sobre una misteriosa bestia de alas tenebrosas nacida del caos. Esta información se la dio posteriormente a Serah y Noel, con quienes se encontró físicamente en las Cumbres Infames en el año 200 d. H. Fue Mogu el que usó sus habilidades para hacerle aparecer, ya que se encontraba fuera de fase. Sazh les dijo que tenía algo importante entre manos y que solo se había pasado a saludar, tras lo cual desapareció.


La batalla final

Finalmente, Sazh volvió a reunirse con su hijo. Ambos acabaron llegando a Academia en el año 500 d. H., donde decidió poner a disposición de Hope sus habilidades como piloto. Cuando Serah y Noel llegaron a esta época, Sazh los ayudó transportándolos en su nave durante su batalla contra Caius Ballad y llevándolos hasta una distorsión que conectaba con Valhalla. Además, Sazh logró poner a salvo las estatuas de Fang y Vanille justo antes de que el pilar del Nido se derrumbara. Durante todos estos acontecimientos, siempre estuvo acompañado por Dajh y su chocobita. Desgraciadamente, tras la muerte de Etro, el caos invadió el mundo, destruyó el pasado y erradicó la historia.


Galería




  • Página
  • Discusión
  • Ver código fuente
  • Historial