Domingo, 20 de Abril de 2014 15:23
Título
Foro
 

El Nido

De La Capital Olvidada

(Redirigido desde Nido)
El Nido. Obsérvese la fractura de la "cáscara" producida por Ragnarok

Una sociedad suspendida en el firmamento, protegida por una cáscara esférica. Alberga en su interior numerosas ciudades. A pesar de la existencia de algunos monstruos, los millones de habitantes del Nido tienen garantizada una vida cómoda gracias a los avances tecnológicos y a la protección que les brindan los fal'Cie, unos seres cuyas facultades escapan al conocimiento humano. En el Nido está prohibido salir al mundo exterior, aunque el miedo que este despierta en sus gentes reprime cualquier deseo de abandonar la plácida vida de la que goza en las alturas.


Contenido

Origen

El origen del Nido es mucho más siniestro de lo que se imaginan sus ciudadanos. Después de que los dioses crearan a los fal'Cie y a los humanos, abandonaron el mundo. Muchos fal'Cie, liderados por Baldanders, no fueron capaces de aceptar la marcha de sus creadores, por lo que empezaron a planear una forma de hacer regresar a la Divinidad. Para conseguir tal cosa, pensaron que era necesario realizar un sacrificio de millones de vidas. Es por ello por lo que crearon sobre el Gran Paals un mundo flotante al que llamaron el Nido. Muchos humanos se dejaron seducir por la promesa de una vida fácil y sin preocupaciones, por lo que acompañaron al Nido a estos fal'Cie.


Los fal'Cie del Nido

Aunque el Soberano Supremo de los fal'Cie del Nido era Baldanders, el regidor del mundo flotante era Edén. Este último se encargaba de supervisar al Sanctum, el gobierno del Nido compuesto por humanos. A veces daba órdenes a su Primarca y en otras intervenía para enmendar una mala gestión política. La entidad que suministraba energía a Edén era el Huérfano, un fal'Cie que también se encargaba de mantener al Nido flotando sobre el Gran Paals. Otros fal'Cie importantes eran Kjata, que suministraba energía a las ciudades; Rubí, que se encargaba de crear alimentos para los ciudadanos; y Fénix, responsable de controlar el clima del mundo flotante. Debido a esto, los humanos prácticamente no tenían que encargarse de nada relacionado con su propia supervivencia.


La Guerra de Oclusión

El verdadero propósito del Nido era servir como criadero de seres humanos. Llegado el momento, los fal'Cie destruirían el mundo flotante, acabando con las millones de vidas que lo habitaran en ese momento y haciendo regresar a la Divinidad. Sin embargo, los fal'Cie, atados a su propia creación, no podían destruir el Nido por sí mismos, por lo que dependían de los lu'Cie de Paals, considerados enemigos del Nido. Hace quinientos años, dos jóvenes llamadas Fang y Vanille fueron elegidas por un fal'Cie de Paals llamado Ánima para convertirse en Ragnarok, la bestia destinada a destruir el Nido. Durante la Guerra de Oclusión, la criatura causó graves daños en la "cáscara" del Nido, hasta el punto de que su interior pasó a ser claramente visible desde el Gran Paals. Sin embargo, no pudo destruirlo totalmente.


Reconstrucción

El Nido visto desde el Gran Paals

Tras la Guerra de Oclusión, los fal'Cie del Sanctum reconstruyeron el Nido con restos llevados desde el Gran Paals. Los humanos, al ver que los fal'Cie seguían velando por sus ciudadanos, aumentaron aún más su confianza en ellos. Sin embargo, el plan de Baldanders seguía siendo el mismo: destruir el Nido para traer de vuelta al creador. Junto a los restos de Paals que se usaron para la reconstrucción, los fal'Cie llevaron también numerosas Arcas repletas de bestias y autómatas del Inframundo, que serían liberados llegado el Día de la Ira, momento en el cual el Nido sería destruido.


La caída del Nido

El Nido sobre el pilar creado por Ragnarok

Quinientos años después del primer intento, un grupo de seis lu'Cie eliminaron al Huérfano. Entre ellos se encontraban Vanille y Fang, las dos jóvenes que debieron haber destruido el Nido durante la Guerra de Oclusión. Cuando el Nido empezó a caer tras la derrota del Huérfano, Fang y Vanille se transformaron en Ragnarok, pero usaron su inmenso poder, no para destruir el mundo flotante, sino para salvarlo. Lograron crear un gigantesco pilar de cristal que evitó que el Nido cayera sobre el Gran Paals, evitando millones de muertes.

Como consecuencia de estos acontecimientos, el mundo flotante quedó bastante maltrecho, se volvió inhabitable y una tercera parte de sus ciudades fueron completamente destruidas. Esto obligó al Sanctum a evacuar a todos los supervivientes. Sin embargo, libres ahora de la influencia de los fal'Cie, los ciudadanos del Nido tenían un nuevo mundo en el que poder residir: el Gran Paals.


Regiones

Edén, la capital flotante del Nido

El Nido incluye las siguientes ciudades y regiones:




  • Página
  • Discusión
  • Ver código fuente
  • Historial