Lunes, 1 de Septiembre de 2014 20:39
Título
Foro
 

Kilika

De La Capital Olvidada

Isla Kilika se encuentra en la zona meridional de Spira, al sur del continente Djose y al norte de Isla Besaid. La mayor parte de su población reside en Puerto Kilika, un confortable y apacible asentamiento de chozas situado a lo largo de sus tranquilas costas. En esta isla es posible tomar dos barcos. El Ferry Liki permite ir hasta Besaid, mientras que el Ferry Winno se dirige al continente, concretamente a la ciudad de Luca. El equipo de blitzbol que representa a Kilika en los torneos recibe el nombre de Kilika Beasts. Al norte de la aldea se encuentra el Bosque de Kilika, habitado por monstruos y monos medrosos. Es necesario atravesar el bosque para llegar a la larga escalinata que conduce al Templo de Kilika.

El Templo de Kilika, también conocido como Templo del Fuego, es conocido porque en el pasado fue el hogar del Gran Ohalland, un admirado jugador de blitzbol que se convirtió en invocador y derrotó a Sinh. Debido a esto, es habitual que los equipos de blitzbol viajen al Templo de Kilika para rezar por la victoria ante la estatua del Alto Invocador. En distintos lugares del templo es posible ver pequeñas llamas de fuego que arden desde los tiempos del Gran Ohalland. Además, distintos mecanismos en el interior del templo usan el fuego para ponerse en funcionamiento. El eón que los invocadores podía conseguir en este templo era Ifrit, eón del fuego.

Historia

Poco después de que Yuna iniciara su peregrinaje, Puerto Kilika fue atacado y destruido por Sinh, produciendo numerosas muertes. Los supervivientes comenzaron a reconstruir el pueblo de manera casi inmediata. Dos años después, durante la Calma Eterna, Puerto Kilika se había convertido en un pueblo aún más bello de lo que lo fue en el pasado. En esta época, la mayor parte de la población se dividió entre seguidores de Nuevo Yevon y partidarios de la Liga Juvenil. Los primeros se fueron a vivir al Templo de Kilika, mientras que los segundos se quedaron en Puerto Kilika. Posteriormente, la Liga Juvenil bloqueó la salida al Bosque de Kilika, separando de esta forma a amigos y familiares que formaban parte de diferentes bandos.

En cierto momento, empezaron a aparecer monstruos en el Templo de Kilika, lo que hizo que sus características llamas rojas tornaran a azules. Yuna, Rikku y Paine pusieron fin al problema derrotando a Ifrit, que en ese momento estaba siendo controlado por Shuyin. Después de esto, los monstruos desaparecieron y las llamas volvieron a ser rojas. Las chicas también descubrieron que la estatua del orador había desaparecido, quedando en su lugar una profunda fosa que conducía al Etéreo. Algún tiempo después, algunos habitantes de Puerto Kilika se revelaron y se dirigieron al templo por la fuerza, por lo que amigos y familiares volvieron a reunirse.




  • Página
  • Discusión
  • Ver código fuente
  • Historial