Jueves, 31 de Julio de 2014 17:36
Título
Foro
 

Humanos (Final Fantasy XIII)

De La Capital Olvidada

Los humanos son, junto a los fal'Cie, una de las dos razas creadas por la Divinidad. En condiciones normales, los humanos son incapaces de usar la magia, aunque aquellos que son convertidos en lu'Cie adquieren dicha habilidad. También se diferencian de los fal'Cie por ser mucho más numerosos y tener una esperanza de vida limitada. Debido a que los fal'Cie son mucho más poderosos, los humanos suelen venerarlos.

Historia de la raza humana

Según los mitos de los habitantes del Gran Paals, uno de los dioses creó a los humanos a partir de los restos de otra deidad que abandonó el mundo, probablemente Etro. Los fal'Cie, deseosos de complacer a su creador, pusieron todo su afán en la tarea que les había sido encomendada y transformaron a muchos de los hombres en lu'Cie para que los ayudaran. La humanidad, como muestra de adoración a su señor, llamaron a la tierra que habitaban "el Gran Paals". Sin embargo, un dios llamado Lindzei creó otro grupo de fal'Cie que en el futuro habitarían el mundo flotante del Nido. Finalmente, todos los dioses dejaron el mundo, convirtiendo a fal'Cie y humanos en huérfanos abandonados por sus hacedores.

Los fal'Cie de Lindzei creían que la única manera de hacer regresar a la Divinidad creadora era realizar un sacrificio de millones de vidas. Es por ello por lo que crearon sobre el Gran Paals un mundo flotante llamado el Nido, donde los humanos podrían vivir sin preocupaciones. Llegado el momento, el mundo flotante debería ser destruido para llevar a cabo ese sacrificio y hacer regresar a la Divinidad. Puesto que los fal'Cie del Sanctum tenían vetado destruir su propio mundo, dependían los lu'Cie de Paals para lograr sus propósitos.

Aquellos que no se dejaron seducir por los fal'Cie del Nido se quedaron viviendo en el Gran Paals. Los humanos de esta tierra empezaron a considerar demonios a los fal'Cie del mundo flotante. Por su parte, los humanos del Nido creían que Paals, también conocido por ellos como el Inframundo, era un lugar inhabitable lleno de monstruos. El odio mutuo entre ambas civilizaciones propició que no volvieran a convivir nunca más. Con el tiempo, los humanos del Nido empezaron a considerar a los fal'Cie imprescindibles en sus vidas, confiando ciegamente en ellos.

Aunque la raza humana habitaba tanto en el Nido como en el Gran Paals, estos últimos acabaron desapareciendo de la faz de la tierra después de la Guerra de Oclusión que enfrentó a ambas civilizaciones. Por su parte, los humanos del Nido siguieron teniendo una vida cómoda desconociendo completamente el verdadero plan de los fal'Cie del Sanctum. Quinientos años después de la Guerra de Oclusión, un grupo de lu'Cie destruyó al Huérfano, el fal'Cie que sustentaba el Nido. Aunque Ragnarok evitó que el mundo flotante impactara contra el Gran Paals, el Nido quedó inhabitable, por lo que sus habitantes fueron evacuados y se vieron obligados a comenzar una nueva vida en el Gran Paals.




  • Página
  • Discusión
  • Ver código fuente
  • Historial