Miercoles, 26 de Noviembre de 2014 03:47
Título
Foro
 

El Huérfano

De La Capital Olvidada

(Redirigido desde Huérfano)
El fal'Cie conocido como el Huérfano


El Huérfano, quien también se refiere a sí mismo como el Abandonado, es la entidad que suministra energía y poder al fal'Cie Edén, regidor del Nido, y sostiene el mundo flotante en las alturas. Su muerte acarrearía la destrucción del Nido y su caída sobre el Gran Paals. Tanto el Huérfano como el resto de los fal'Cie consideran que fueron abandonados cuando la Divinidad se marchó del mundo tras la creación. Los fal'Cie del Sanctum crearon el Nido como un criadero de humanos, ya que pretendían ofrecer en sacrificio los millones de vidas del mundo flotante para hacer regresar a la deidad. Por esta razón, el Huérfano ansiaba su propia muerte. Sin embargo, atados a su creación, los fal'Cie del Nido no podían atacar su propio mundo.



Contenido

La Cuna del Huérfano

La Cuna del Huérfano

Siguiendo las órdenes de Baldanders, Soberano Supremo de los fal'Cie del Nido, Edén creó una dimensión alternativa llamada Cuna del Huérfano. Este ambiente representaba la auténtica figura de Edén, encargado de controlar el funcionamiento del Nido, y era el producto de la materialización de todos los datos del mundo flotante. En las profundidades de este espacio, en el límite entre la fantasía y la realidad, descansaba el Huérfano, quien desde allí suministraba energía al propio Edén.


La Guerra de Oclusión

Los fal'Cie del Sanctum dependían de los fal'Cie de Paals, quienes se consideraban sus enemigos, para llevar a cabo su objetivo. Hace siglos, durante la Guerra de Oclusión, un fal'Cie de Paals conocido como Ánima convirtió en lu'Cie a dos jóvenes llamadas Fang y Vanille. Su Misión era convertirse en Ragnarok y destruir el Nido. Aunque el mundo flotante recibió grandes daños durante la guerra, Fang y Vanille no pudieron finalizar su Misión, ya que fueron convertidas en estatuas de cristal por la diosa Etro.


Preludio de una nueva oportunidad

Quinientos años después de la Guerra de Oclusión, Fang y Vanille despertaron de su sueño de cristal. Por su parte, Ánima convirtió en lu'Cie a otras cuatro personas: Lightning, Sazh, Hope y Snow. Baldanders decidió guiarlos en secreto para que pudieran llevar a cabo su Misión: convertirse en Ragnarok y destruir el Nido. Tras probar su fuerza y llevarlos a la Quinta Arca para que aumentaran su poder, Baldanders logró manipularlos para que se dirigieran a la Cuna del Huérfano. Sin embargo, los lu'Cie renegaban de su Misión, su principal objetivo era derrotar al propio Baldanders.


La aparición del Huérfano

El Huérfano se manifiesta ante los lu'Cie

Lightning y su grupo alcanzaron a Baldanders en la Cuna del Huérfano, enfrentándose a él por última vez. Tras su derrota, el líder de los fal'Cie del Sanctum fue asimilado por el propio Huérfano, que se apareció ante los lu'Cie. Tras manifestar que había nacido para morir, el Huérfano se enfrentó al grupo esperando que Lightning y los demás acabaran con su existencia. Durante los acontecimientos posteriores, logró que Fang se convirtiera en Ragnarok y le atacara, destruyendo la barrera que le protegía. Sin embargo, la joven recuperó su forma humana antes de poder aniquilar al Huérfano.

El Huérfano ataca a Vanille

El fal'Cie intentó forzar a Fang para que se transformara de nuevo en Ragnarok, atacándola y curándola varias veces de manera alternativa para incitar su rabia y su odio. Antes de que el Huérfano lograra que la joven se convirtiera de nuevo en Ragnarok, Lightning y el resto del grupo lanzaron un fuerte ataque contra el fal'Cie, liberando a su compañera. Debido a esto, el Huérfano perdió todo rastro de Baldanders, mostrando al grupo su verdadera forma. Creyendo que serían capaces de salvar el Nido a pesar de la muerte del Huérfano, los lu'Cie se enfrentaron a su enemigo por última vez.


La muerte del Huérfano

El Huérfano en su última batalla

Finalmente, el Huérfano fue derrotado, lo que hizo que el Nido empezara a caer sobre el Gran Paals. Fang y Vanille se convirtieron entonces en Ragnarok, no para destruir el mundo flotante, sino para salvarlo, creando un gigantesco pilar de cristal que impidió que impactara contra la superficie del Gran Paals. Aparentemente, la destrucción del Huérfano propició la muerte de los demás fal'Cie del Nido, ya que la Cuna del Huérfano dejó de existir y el Nido quedó a oscuras, lo que parece indicar la muerte de Edén y Fénix respectivamente.


Galería




  • Página
  • Discusión
  • Ver código fuente
  • Historial