Martes, 22 de Julio de 2014 17:16
Título
Foro
 

Fal'Cie

De La Capital Olvidada

Los fal'Cie son entidades de facultades paranormales y poseedores de un tremendo poder mágico. Junto a los humanos, son una de las dos razas inteligentes creadas por los dioses para habitar el Gran Paals, aunque ambas quedaron "huérfanas" tras la marcha de sus creadores. Los fal'Cie son increíblemente diversos en cuanto a aspecto y habilidades. Debido a su gran poder, muchos humanos los consideran dioses, si bien no lo son realmente. Aparentemente, los fal'Cie son inmortales, o al menos son capaces de vivir cientos de años.

Contenido

Fal'Cie y lu'Cie

Los fal'Cie tienen la habilitad de convertir a los humanos en lu'Cie, siervos obligados a servir a sus amos si no quieren acabar convertidos en Cie'th, unas miserables formas de vida que están condenadas a vagar por el mundo hasta que su carne corrupta deja de moverse. Los lu'Cie adquieren de su fal'Cie una Marca y una Misión que cumplir. Dicha Marca sufre cambios a lo largo del tiempo, de manera que al completarse hace que el lu'Cie se convierta en Cie'th. Por esta razón, los humanos maldecidos por un fal'Cie tienen un tiempo limitado para cumplir su cometido.

Según la leyenda, los lu'Cie que cumplen su Misión se convierten en estatuas de cristal y consiguen la eternidad. Un fal'Cie puede despertar a un lu'Cie de su sueño de cristal para darle una nueva Misión, algo que puede ocurrir poco después de la cristalización o cientos de años después. Sea como fuere, los humanos desconocen la posibilidad de revertir la transformación en estatua de cristal, por lo que consideran que ser lu'Cie es lo más cercano a una enfermedad terminal. El que no logra cumplir la Misión se convierte en Cie'th, mientras que aquellos que alcanzan su objetivo pasan a ser estatuas de cristal.

Fal'Cie de Paals

Existen dos grupos de fal'Cie, que aparentemente están enfrentados desde hace cientos de años. Según diversos mitos, muchos de ellos fueron creados por el dios Paals, que les ordenó dar forma al mundo. Deseosos de complacerle, los fal'Cie pusieron todo su afán en la tarea y transformaron a hombres en lu'Cie para que los ayudaran. La humanidad, como muestra de adoración a su Señor, llamó a esta tierra "el Gran Paals". Pero un día el dios se marchó, dejando el mundo abandonado. Tras la creación del Nido, los fal'Cie se quedaron en esta tierra y empezaron a considerar enemigos a los fal'Cie del Sanctum. El número de fal'Cie de Paals es desconocido, pero los más importantes son los siguientes:

  • Ánima: Guardián protector de Oerba. Es el responsable de convertir en lu'Cie a los humanos que están destinados a convertirse en Ragnarok y destruir el Nido.
  • Átomo: Fal'Cie que se dedica a excavar el subsuelo del Gran Paals desde hace siglos. Según los habitantes de Paals, su misión original era crear espacio habitable bajo tierra. Suele encontrarse en los Túneles de Mah'habara.
  • Bismarck: Fal'Cie que mora oculto en el Lago Sulyya del Gran Paals. Es el señor de las aguas y utiliza la propiedad erosiva de las corrientes para moldear y trabajar la tierra.
  • Dahaka: A diferencia de los demás fal'Cie del Gran Paals, cuya labor es la explotación de la tierra, Dahaka se encarga de vigilar el mundo desde los cielos. Usa la Torre de Taejin como guarida.
  • Titán: Fal'Cie que vela por el equilibrio biológico en el Gran Paals. Devora especies inferiores y produce otras nuevas con las que repuebla el ecosistema. Reside en la Quebrada de la Casta.

Fal'Cie del Sanctum

El segundo grupo de fal'Cie fue creado por el dios Lindzei. Fueron ellos los que construyeron el Nido, atrayendo hasta él a los humanos con la promesa de una vida fácil. Los fal'Cie del Nido pasarían a ser conocidos poco después como fal'Cie del Sanctum, haciendo referencia al gobierno del Nido. Eran ellos los encargados de cubrir las necesidades de los humanos, dándoles una vida fácil y sin preocupaciones. Se especula que el número total de fal'Cie del Sanctum, si se incluyen a todos los de menor categoría, supera los ocho millones. Los más importantes son los siguientes:

  • Baldanders: Soberano Supremo de los fal'Cie del Sanctum, aunque los habitantes del Nido desconocen su existencia y su verdadero papel en el mundo flotante. Se hace pasar por humano bajo el nombre de Galenth Dysley, Primarca del Sanctum.
  • Edén: Regidor del Nido. Controla las funciones de mantenimiento del mundo flotante mediante una infinidad de fal'Cie. También se encarga de supervisar al Sanctum, gobierno del Nido compuesto por humanos.
  • El Huérfano: Suministra energía al fal'Cie Edén, regidor del Nido. También es el responsable de mantener el mundo flotante sobre el Gran Paals, evitando que caiga sobre él.
  • Fénix: Su misión es proporcionar calor y luz al Nido. Brilla en lo alto del cielo como si de un sol se tratara. Regula el clima del interior del mundo flotante, modificando el tiempo periódicamente.
  • Kjata: Fal'Cie encargado de abastecer de enormes cantidades de energía a las ciudades situadas en los alrededores del Barranco de Euride.
  • Rubí: Encargado de la producción de alimentos del Nido. Está al mando de una planta subterránea de producción alimentaria en Palumpolum.

Buscando el regreso de la Divinidad

Tanto los fal'Cie del Sanctum como los fal'Cie de Paals quedaron "huérfanos" cuando los dioses abandonaron el mundo. Ambos grupos empezaron a buscar una manera de hacer regresar a sus creadores. Los vástagos de Paals comenzaron a inspeccionar los campos, las profundidades de la tierra, las aguas y los cielos en busca de una puerta que les condujera hasta su dios. Sin embargo, los vástagos de Lindzei pretendían abrir la Puerta en el reino de los espíritus sacrificando a millones de humanos, pensando que la Divinidad regresaría al presenciar innumerables muertes en el mundo que había creado.

El Nido era en realidad un criadero de humanos que los fal'Cie del Sanctum pretendían destruir algún día para traer de vuelta a la divinidad creadora. Es por ello por lo que velaban por su seguridad y ofrecían una vida fácil a sus habitantes. Sin embargo, los fal'Cie del mundo flotante estaban atados a su propia creación, por lo que eran incapaces de destruir el mundo flotante. Es por ello por lo que dependían de los lu'Cie de Paals para conseguir su propósito. Durante la Guerra de Oclusión, un fal'Cie de Paals conocido como Ánima convirtió en lu'Cie a dos jóvenes llamadas Fang y Vanille para que se transformaran en Ragnarok y destruyeran el Nido, pero fracasaron y acabaron convertidas en estatuas de cristal.

Tras la Guerra de Oclusión

Tras la guerra, los fal'Cie de Paals dejaron de preocuparse por el Nido y decidieron centrar sus esfuerzos en buscar la Puerta que los llevara hasta sus dioses. Empezaron a convertir a los humanos en lu'Cie dándoles Misiones incomprensibles que los llevaban a la perdición. Eventualmente, la humanidad acabó desapareciendo totalmente del Gran Paals. Por su parte, los fal'Cie del Sanctum siguieron velando por el Nido esperando que llegara otra oportunidad en la que pudieran destruir el mundo flotante.

Quinientos años después de la Guerra de Oclusión, las dos lu'Cie de Paals cuya Misión era destruir el Nido despertaron de su sueño de cristal. Por su parte, Ánima convirtió en lu'Cie a cuatro habitantes del mundo flotante. Los seis lu'Cie cumplieron parcialmente su Misión derrotando a Baldanders y al Huérfano. Sin embargo, Fang y Vanille se convirtieron en Ragnarok, no para destruir el Nido, sino para evitar su destrucción creando un enorme pilar de cristal que impidió que cayera sobre el Gran Paals. Como consecuencia de la derrota del Huérfano y Baldanders, es muy probable que los fal'Cie del Sanctum dejaran de existir.




  • Página
  • Discusión
  • Ver código fuente
  • Historial