Miercoles, 30 de Julio de 2014 23:18
Título
Foro
 

Cie'th

De La Capital Olvidada

Miserables formas de vida en las que se transforman los lu'Cie que no desempeñan la Misión que les ha encomendado su fal'Cie. Para cumplir su cometido, un lu'Cie dispone de un tiempo limitado que ha de evitar exceder para no convertirse en un abismo de pena, remordimiento y dolor eterno. Una vez transformado, un Cie'th no puede recuperar su condición humana, por lo que se ve obligado a vagar por el mundo hasta que su carne corrupta deja de moverse. Para los Cie'th no existe la salvación.

Los Cie'th carecen de objetivos y voluntad propia. Se caracterizan por su extrema agresividad, lo que los lleva a atacar a toda forma de vida con la que se encuentran. Debido a que en el Nido no se han visto lu'Cie en cientos de años, los Cie'th no son nada habituales en el mundo flotante. Ocurre lo contrario en el Gran Paals, donde las ruinas de las antiguas ciudades se han convertido en auténticos nidos de Cie'th.

Transformación y ciclo de vida

La transformación ocurre cuando la Marca del lu'Cie llega a su forma final. La rapidez con la que una Marca evoluciona depende del grado de complejidad e importancia de la Misión que ha de desempeñar el lu'Cie. El estado mental del condenado también está íntimamente relacionado con ella. Si el sujeto sufre trastornos psicológicos que le hagan perder el dominio de sí mismo, la Marca puede alcanzar bruscamente su forma final. Existen incluso casos en los que el individuo, presa del pánico y la desesperación extrema, pasa a ser Cie'th nada más convertirse en lu'Cie. Asimismo, un ser humano puede transformarse directamente en Cie'th si el fal'Cie responsable no le asigna una Misión cuando lo convierte en lu'Cie.

La esperanza de vida de un Cie'th no es indefinida, aunque puede durar varios siglos. Las efigies son Cie'th fosilizados que han perdido todas sus fuerzas y la voluntad de moverse tras vagar durante incontables años. A pesar de haberse convertido en piedra, las efigies no pueden deshacerse de su sufrimiento y su pesar, y suplican a otros lu'Cie que cumplan su Misión por ellos. La única excepción son los Martirios, poderosísimos Cie'th que maldicen su destino y repudian y envidian toda forma de vida. La tenacidad que los Martirios tuvieron en vida les permite soportar el paso de los siglos sin tornarse en efigies, convirtiéndose en su lugar en feroces portadores de la destrucción.

Tipos de Cie'th

Los Cie'th se dividen en cuatro clases, cada una de las cuales comprende a su vez varios tipos:

  • Cie'th andantes: Cie'th con forma humanoide que se desplazan andando, si bien se caracterizan por ser enormemente lentos. Los Cie'th andantes se dividen en seis tipos: Gul, Udug, Strigoi, Taxim, Nosferatu y Sacrificio.
  • Cie'th voladores: Cie'th que han desarrollado alas que le permiten volar y moverse con gran rapidez y agilidad. Incluyen los siguientes tipos: Etemmu, Pijavica, Nelapsi, Varcolaci, Chonchón, Edimmu y Penangalán.
  • Cie'th especiales: Grupo de Cie'th que se caracterizan por su extraña forma. Las Larvas tienen la apariencia de un brazo, por lo que parecen ser fragmentos de Cie'th. Por su parte, los Vetala y Ratkavija carecen de piernas y son capaces de flotar a pesar de que carecen de alas.
  • Martirios: Poderosísimos Cie'th que maldicen su destino y repudian toda forma de vida. Su tenacidad les ha permitido soportar el paso de los años sin tornarse en efigies. Los Seis Martirios son Bituitos, Genserico, Mitrídates, Sifax, Zenobia y Ronin caído. También son considerados Martirios otros Cie'th más comunes, incluidos los Wladislaus de la Cuna del Huérfano o los Numidios que suelen acompañar a Sifax. El adalid de los Martirios es Cingetos, la criatura más poderosa de todo el Gran Paals.



  • Página
  • Discusión
  • Ver código fuente
  • Historial